Protégeles

Tus hijos y tus hijas viven en tí, cuídales

Las situaciones de violencia dentro del sistema familiar serán fuente de problemas y ansiedad en los hijos e hijas. Resolviéndolo les enseñas tu valor y dignidad y el suyo. Tus hijos e hijas no aprenden a ser violentos ni normalizan la violencia solo porque la vivan sino cuando la justificas y la perpetúas día a día con una y mil excusas. Protégeles creando para ellos y ellas un entorno donde tu seas respetada y amada con ellos/as. Aprenderán que hay soluciones para situaciones indeseables.

Elige cual es el fin de la educación que das:

Deja un comentario