Género

Perspectiva de Género de la Violencia Machista

Se parte de una única violencia contra las mujeres, independientemente de quién la inflija, del contexto social y del ámbito donde ocurra y se contextualiza, sea física, psíquica, sexual o de otra índole,  en el marco del sexismo social, de la discriminación por razón de sexo.

El concepto de violencia familiar o doméstica, consigue reducir a conflictos individuales entre personas, lo que en realidad corresponde a expresiones concretas de las relaciones de género en todo el Mundo. El uso de estos términos da un contexto relacional y físico a los hechos, y determina la modalidad y las circunstancias que lo rodean. La escena corresponde a la forma extrema y más visible de la violencia contra las mujeres. Otras formas de violencia, preceden durante años y se entrelazan con la vida, estas formas de violencia son incluso toleradas socialmente y no identificadas por muchas mujeres que la soportan a lo largo de sus vidas. Partimos de la comprensión del “género” como construcción cultural, no biológica, y por tanto modificable, que dispone cuál debe ser el rol y el comportamiento de hombres y mujeres en la sociedad.

Así, vamos a entender que la violencia de género no es una fatalidad o un fenómeno fruto de lo irracional, de la enfermedad, la locura, el estrés, la falta de modales… y un sin fin de variables que dan sostén ideológico a la violencia contra las mujeres y la perpetúan justificando la actitud y conducta  de quien la ejerce y responsabilizando a quien la sufre de la resolución del problema.

Deja un comentario