Igualdad

Relaciones basadas en la igualdad

Hay una parte permisiva y otra prescrita en el rol, en cualquier rol, y también en los roles de género. Esta parte permisiva está determinada por sus componentes colectivas permite entonces un grado de flexibilidad en cuanto a lo modificable, lo que se puede tolerar que varíe sin crear conflicto.

Un sector de los hombres que dicen asumir los cambios en el rol femenino, lo que han realizado en realidad es una adaptación formal del rol, que no es la respuesta de máxima espontaneidad y adecuación al cambio, puesto que no modifica la esencia de la respuesta. Es decir, se acepta que la mujer trabaje fuera del hogar e incluso que tenga otras actividades, siempre y cuando el resto de sus “responsabilidades” estén atendidas. La modificación se realiza desde la parte permisiva del rol, no desde la prescrita: el espacio doméstico en el que se centra la vida afectiva es responsabilidad de la mujer, el espacio público relacionado con la inteligencia, la eficacia y el ejercicio del poder, dominio del hombre.

Hay un sector de los hombres a favor del cambio, con una propuesta de trato igualitario, que supone entender que los varones también deben realizar cambios. Esta actitud produce un movimiento de acercamiento y reconocimiento con intercambio cooperativo desde la óptica igualitaria de búsqueda de bienestar compartido. Esta actitud sí modifica la esencia de lo prescrito si destruye el mito milenario de la complementariedad, desde la superioridad masculina y la disponibilidad femenina.

Por otro lado, los elementos individuales del rol también determinan diferente grado de libertad para su desarrollo. La asunción del rol es la expresión del menor grado de esta libertad, seguido de la representación del rol y,  finalmente, la máxima libertad está en la creación de roles. Utilizando el mismo ejemplo anterior, corresponde al máximo grado de uso de la energía creadora y de la libertad, la creación de roles desde sus aspectos cognitivos, las creencias y desde su aspecto activo, las acciones concretas.

La siguiente presentación da algunas claves sobre las características de las relaciones basadas en el amor y la igualdad, el “poder personal”, está tomada de la “Guía para mujeres maltratas” de Ángeles Álvarez Álvarez.

Dinámica de las relaciones basadas en la igualdad: relaciones sin violencia.

Deja un comentario