Estímate

Defínete bien: tú eres, tienes, puedes, sientes

Tres cosas que te protegen y debes cuidar:

  1. El concepto que tienes de ti misma se basa en como te defines como persona, la confianza que tienes en ti y en tus capacidades y los sentimientos de estima y satisfacción que sientes hacia ti.
  2. Al mal trato físico le preceden años de violencia verbal y psicológica que tienen como consecuencia el deterioro de tu autoestima, de la confianza en tus percepciones y sentimientos, de tu imagen, de tus sentimientos sobre ser una persona útil, competente, inteligente, justa, razonable, sensible, solidaria, …digna de comprensión y amor.
  3. Comentarios degradantes, insultos, observaciones humillantes sobre la falta de atracción física, la inferioridad o la incompetencia. Gritar, insultar, acusar, hacer burla, jurar, hacer gestos humillantes,…
  4. Destruir cosas con un especial valor para tí, maltratar a tus animales, privarte de satisfacer necesidades básicas de sueño y alimentación, definirte como loca, estúpida, inútil,…
  5. Te hace culpable de todo, te ignora, te mira con desprecio, desconfía de tí y de tu fidelidad, te miente, revisa y controla tus cosas, tus espacios y tu tiempo, …
  6. Disponer de una red de apoyo social que le devuelve una imagen positiva de sí, la cuida y la protege y le permite tener relaciones afectivas y sociales alternativas que enriquecen su vida con otros puntos de vista. Nuestras redes más importantes son nuestra familia de origen y nuestras amistades.
  7. El mal trato, por su propia dinámica crea las condiciones de aislamiento y dependencia del agresor, además de las estrategias que específicamente él utiliza para romper tus redes y relación con la comunidad, entre las que se encuentra el trabajo
  8. Prohibirte o crear conflictos para que te relaciones con tu familia y amigos, porque no le gustan, porque te reprocha no cumplir con "tus responsabilidades en el hogar, en la relación con él, con los hijos/as", se muestra celoso del tiempo que les dedicas y como te comportas con ellas y ellos.
  9. Dentro del ciclo de la violencia tras un fuerte desencuentro, discusión y/o agresión, viene un período de "luna de miel" , un reencuentro en el que lo único que recuerdas es que dice que te quiere, que le quieres, que son muchos años, que él es así, que va a cambiar, que no te merece,… que si no hubieras dicho/hecho, que … en fin una serie de cosas que aceptarás disculpando, justificando e incluso reconsiderando tu postura inicial, tal vez después de haberlo comunicado, correctamente, a las personas que están cerca de ti y que te quieren. Entonces el conflicto se crea con el juicio que piensas que harán los demás y lo incongruente de tus actos y sentimientos. A partir de aquí la realización empieza a ser clandestina para poder mantener la relación y evitar el juicio de tus redes. Aislarte de tu gente, no te protegerá, la relación irá a peor y las agresiones serán más graves cada vez, porque a partir de aquí nadie lo sabrá, no tendrá que dar explicaciones a nadie y tu quedas totalmente indefensa.
  10. Tener un proyecto personal que da sentido a tu vida. Algo que te hace importante por el solo hecho de ser y existir y te permite una proyección e integración social que refuerza tu autoconcepto y te proporciona otro campo de protección y apoyo social

Deja un comentario